Tratamiento Quirúrgico

La cirugía definitivamente no es una primera opción, pero si después de 6-12 meses de descanso y terapias / tratamientos los síntomas no han desaparecido, debe considerarse la cirugía. Existen varias técnicas disponibles que tienen una alta probabilidad de mejora de las molestias. Una técnica bien conocida es liberar el tendón (en parte), eliminar el tejido dañado e inflamado y unirlo de nuevo al tendón. Esta operación se realiza a través de una pequeña incisión o mediante una técnica de cirugía artroscópica. Otra posibilidad es interrumpir la conexión entre el músculo y el doloroso accesorio del tendón. Los músculos se pueden utilizar como antes, pero ya no habrá más tensión dolorosa transmitida al codo. La elección entre las diferentes técnicas deberá ser discutida por usted con el especialista. Una recuperación completa puede tardar 6 meses o más.